DEPOSITOS BANCARIOS EN DOLARES SUSPENDIDOS

11 Jun 2021 10:24:56
|
Granma
DEPOSITOS BANCARIOS EN DOLARES SUSPENDIDOS

Cuba suspende temporalmente la aceptación de depósitos bancarios en efectivo de dólares de EE. UU.

 

Ante las medidas de asfixia económica del bloqueo estadounidense contra nuestro país, el Banco Central de Cuba (BCC) informó la suspensión temporal, a partir del 21 de junio de 2021, de la aceptación de depósitos bancarios en efectivo de dólares de EE. UU.

 

Ante las medidas de asfixia económica del bloqueo estadounidense contra nuestro país, el Banco Central de Cuba (BCC) informó la suspensión temporal, a partir del 21 de junio de 2021, de la aceptación de depósitos bancarios en efectivo de dólares de EE. UU.

 

«Ante los obstáculos que impone el bloqueo económico de Estados Unidos para que el sistema bancario nacional pueda depositar en el exterior el efectivo en dólares estadounidenses, que se recauda en el país, se ha adoptado la decisión de detener temporalmente la aceptación de los billetes de esa moneda en el sistema bancario y financiero cubano», señaló una nota emitida por el BCC, la cual se dio a conocer en el programa televisivo Mesa Redonda.

 

Por consiguiente, agregó, «las instituciones bancarias y financieras cubanas detendrán temporalmente la aceptación de depósitos en la moneda estadounidense en efectivo.

 

«La medida implica que desde esa fecha las personas naturales y jurídicas, tanto cubanas como extranjeras, no podrán realizar, en esas instituciones, depósitos o cualquier otra transacción en dólares estadounidenses en efectivo».

 

Lo dispuesto, aclaró el BCC, «no atañe a operaciones realizadas por transferencias ni los depósitos en efectivo de otras divisas libremente convertibles aceptadas en Cuba, las que podrán continuar realizándose sin ninguna limitación.

 

«Esta es una medida de protección del sistema bancario y financiero cubano, que se aplica solo a la moneda de EE. UU. en efectivo, no a las cuentas existentes en esa moneda.

 

«Los depósitos en dólares estadounidenses que poseen personas naturales y jurídicas no se afectan en lo absoluto por esta medida».

Foto: Tomada de Twitter

 

De acuerdo con el comunicado, se trata de «una decisión indispensable, debido a que el sistema bancario cubano, en virtud de las limitaciones que impone el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, ha visto restringidas, desde hace más de un año, y hasta extremos inusitados, las posibilidades de depositar en bancos internacionales los billetes de dólares estadounidenses recaudados en el territorio nacional.

 

«En ese periodo, el Gobierno de ese país ha reforzado las medidas coercitivas del bloqueo, especialmente en el ámbito financiero. Se ha llegado a una situación en la que para Cuba resulta cada vez más difícil encontrar instituciones bancarias o financieras internacionales dispuestas a recibir, convertir, tramitar o procesar el efectivo en moneda estadounidense, como resultado de los efectos extraterritoriales del bloqueo y de las medidas adicionales adoptadas por Estados Unidos en los últimos cuatro años, las que, hasta el día de hoy, mantienen plena vigencia».

 

El BCC añadió que «la decisión del Gobierno cubano del 16 de junio de 2020, de suprimir el gravamen del 10 % del dólar estadounidense en efectivo, como parte de las medidas para enfrentar la pandemia de la COVID-19, conllevó al incremento de los depósitos de esta moneda en los bancos cubanos».

 

«El escenario se agrava, además, por el aumento de los montos en moneda estadounidense en efectivo que llegan al país como resultado de la prohibición establecida por el Gobierno de Estados Unidos al flujo regular e institucional de las remesas.

El Banco ahora tiene dólares estadounidenses que no puede depositar en el exterior y no se pueden utilizar para la adquisión de bienes y servicios que necesita el país, expresa Marta Sabina Wilson González, Ministra Presidente del Banco Central de Cuba Foto: Tomada de Twitter

 

«Esta prohibición, que forma parte de los intentos de asfixiar la economía cubana y deprimir el nivel de vida de la población, se fue estableciendo por pasos. Comenzó con la imposición, el 6 de septiembre de 2019, de un límite permitido de mil dólares trimestrales a las remesas familiares desde EE. UU. hacia Cuba, y la prohibición de las remesas no familiares.

 

«Con el propósito de restringir aún más el flujo de remesas, el 3 de junio de 2020 el Departamento de Estado de Estados Unidos incluyó a la empresa Fincimex en la lista de entidades cubanas restringidas, creada en 2017 por ese propio departamento, que señala a entidades de nuestro país con las cuales tiene prohibida mantener relación toda persona natural o jurídica sujeta a la jurisdicción de Estados Unidos.

 

«Posteriormente, el 28 de septiembre de 2020 se anunció una actualización de dicha lista de entidades cubanas restringidas, con la adición de la compañía American International Services, conocida también como AIS».

 

El comunicado del BCC recuerda, además, que «el 23 de octubre de 2020, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos enmendó las contribuciones para el control de los activos cubanos, con el fin de impedir a personas sujetas a la jurisdicción de Estados Unidos procesar remesas, desde y hacia Cuba, que involucren a empresas incluidas en la lista de entidades cubanas restringidas del Departamento de Estado.

 

«En virtud de esas medidas, el 27 de noviembre de 2020 quedaron cortados los envíos de remesas a Cuba desde Estados Unidos a través de las instituciones financieras designadas soberanamente por el Gobierno cubano con ese mandato.

 

«El 21 de diciembre de 2020, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó a la empresa Fincimex en la lista de nacionales especialmente designados que publica ese departamento, medida adicional que prohíbe a personas naturales y jurídicas sujetas a jurisdicción estadounidense a realizar transacciones con dicha empresa.

 

«El 1ro. de enero de 2021, el Departamento de Estado incluyó al Banco Financiero Internacional (BFI) en su lista de entidades cubanas restringidas, momento a partir del cual este banco resultó sujeto a restricciones adicionales y a la negativa de algunos bancos de varias partes del mundo a relacionarse con él, con motivo del efecto extraterritorial y de la capacidad coercitiva del Gobierno de EE. UU.

 

«El 11 de enero de 2021, el Departamento de Estado incluyó a Cuba en la lista que emite sobre estados que supuestamente patrocinan el terrorismo, acción calumniosa que tiene como efecto práctico, entre otros, la reticencia de diversas instituciones financieras y comerciales a sostener vínculos con entidades cubanas, lo que incluye a las organizaciones que se dedican a recibir, tramitar u operar divisas en efectivo».

 

En esas circunstancias, y ante la necesidad de mantener la vitalidad de la economía nacional, subrayó la nota, «al sistema bancario cubano no le queda más opción que suspender temporalmente la aceptación de depósitos en efectivo de dólares de Estados Unidos, moneda cuyo valor de uso se ha visto limitado en extremo».

 

Por tanto, «la duración de esta medida dependerá de la eliminación de las restricciones que impiden el normal funcionamiento de los procedimientos de exportación de la moneda estadounidense».

Foto: Tomada de Twitter

 

EL BLOQUEO Y SU EFECTO EXTRATERRITORIAL

En relación con la medida dispuesta por el BCC, Carlos Fernández de Cossío, director general para EE. UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores, señaló que se trata de una decisión ineludible que tiene que tomar nuestro sistema bancario y financiero, motivada por los efectos del bloqueo de EE. UU. contra la Isla.

 

Denunció que el propósito del bloqueo es asfixiar la economía cubana, y que las nuevas imposiciones implantadas bajo el mandato del expresidente Donald Trump siguen vigentes.

 

Marta Sabina Wilson González, ministra-presidenta del BCC, fundamentó que entre las medidas más incisivas relativas a esta política genocida de Washington que más han influenciado sobre la situación actual, está la colocación, en la lista de entidades cubanas restringidas, de Fincimex, AIS y BFI.

 

Sobre las dos primeras instituciones, recordó que eran las designadas por el país para tramitar las remesas a los cubanos desde el resto del mundo, y al estar en esa lista las contrapartes remesadoras decidieron limitar su actividad.

 

Asimismo, se refirió al impedimento de las personas naturales y jurídicas bajo la jurisdicción de EE. UU. de hacer operaciones de remesas desde y hacia Cuba, lo que cierra la posibilidad de recibirlas por las vías en que es posible que esos ingresos lleguen a la población, mientras se quedan en las cuentas de bancos cubanos en el exterior.

 

La decisión que se toma, dijo, tiene que ver con que el dinero ha perdido su valor de uso, porque, al no poder colocarse en cuentas en el extranjero, tampoco se pueden hacer operaciones de comercio exterior.

Foto: Tomada de Twitter

 

DESDE 2005, 35 BANCOS EXTRANJEROS CERRARON LA PUERTA A CUBA

Yamilé Berra Cires, vicepresidenta del BCC, al referirse a las consecuencias del cerco económico contra la Isla, señaló que desde 2005 un total de 35 bancos extranjeros cerraron sus operaciones con Cuba.

 

Aclaró que 24 de esos bancos lo hicieron a partir de la administración de Trump, y 12 de ellos fueron penalizados por realizar operaciones con nuestro país, en todos los casos con multas importantes, inclusive multimillonarias, dijo.

 

Desde 2017, recordó, 106 bancos cancelaron las claves de mensajería, que entiende como la red internacional de comunicación financiera entre los bancos y las entidades financieras a nivel internacional, con los bancos cubanos. Explicó que solo en 2020 se cuentan más de 190 las acciones de unos 95 bancos extranjeros contra la banca cubana.